Las joyas de la realeza ya no interesan tanto como antaño en las subastas

Las joyas de la realeza ya no interesan tanto como antaño en las subastas
La Reina María José de Italia y el rubí que le perteneció

Los inversores consideran que sus precios son demasiado elevados para el valor real que tienen estas piezas,. Un broche de la baronesa Thyssen o un rubí de la Reina María José de Italia no obtuvieron los resultados esperados

En los últimos meses las ventas de diamantes y otras piedras preciosas no cesan de pulverizar récords mundiales en las subastas internacionales. Sin embargo, inversores y coleccionistas se muestran desinteresados de las piezas de joyería con pedigrí real por considerar que están tasadas a un precio demasiado elevado, que tiene en cuenta, sobre todo, su noble procedencia respecto a su valor real.

En mayo pasado, la baronesa Carmen Thyssenno consiguió que Christie’s vendiera, en Ginebra, un magnífico broche de diamantes, regalo del Rey Alfonso XII a su prometida, la Archiduquesa de Austria María Cristina, al precio de un millón y medio de euros. Este mismo escenario vuelve a repetirse en las ventas de otoño de Sotheby’s, con un anillo de rubí que perteneció a la Reina María José de Italia.

Durante la puja, el espectacular rubí birmano de 8’48 quilates de forma ovalada rodeado de diamantes, no consiguió pasar la barrera de dos millones de euros, lejos de su valoración calculada entre cinco y ocho millones de euros. Un murmullo de sorpresa invadió la sala cuando David Bennett, presidente mundial del departamento de alta joyería de Sotheby’s, dio por terminada la puja por falta de interés.

Fuente: ABC