Swatch Group cierra 2020 con las mayores pérdidas de su historia

Swatch Group cierra 2020 con las mayores pérdidas de su historia

El gigante relojero cerró el ejercicio 2020 con unas pérdidas netas de 53 millones de francos suizos (49 millones de euros) en comparación con el beneficio de 696 millones de euros del año anterior.

Pese a este varapalo provocado por la pandemia, la dirección del grupo prevé «una fuerte recuperación del consumo mundial de relojes y joyas en 2021, como ya se ha observado en China continental tras la normalización de la situación sanitaria».

En su conjunto las ventas netas anuales también se redujeron drásticamente de los 7.600 millones de euros obtenidos en 2019, hasta los 5.200 registrados el año pasado. Se trata de la mayor caída en ventas del grupo desde la creación de la compañía en 1983.

La situación de COVID-19 fue, por supuesto, responsable de la disminución, ya que la empresa ya había notificado que los «cierres ordenados por el Estado» que en ocasiones habían afectado hasta el 80% de los canales de distribución mundiales a principios de año.

Mejora en el segundo semestre

Con todo Swatch destaca también marcado repunte en el segundo semestre aunque uno de sus principales canales de ingresos, las tiendas en los aeropuertos y en los destinos de viaje «seguían sufriendo considerablemente por la falta de turistas».

En total habría cerrado 384 tiendas minoristas en el transcurso del año pasado con especial incidencia sobre Hong Kong, donde pasaron de 92 a 38 a lo largo del año, aunque también abrió otras 55 nuevas tiendas en mercados en crecimiento.

Para más información consultar artículo original