Tendencias: Así serán tus joyas el próximo verano

Así serán tus joyas el próximo verano

No hay mes de la moda sin Chanel.

Todavía nos estamos adaptando a la nueva temporada, cargada de un sin fin de tendencias, donde las joyas escalan posiciones a grandes pasos. Pero entonces llegó Chanel para hacernos pensar en el verano otra vez, esa fantástica estación del año que todo el mundo adora y que muchos ya están echando de menos.

Durante la mañana de ayer nos trasladamos a la playa por un momento. El desfile de Chanel en París volvió a producir otro momento memorable y es que no hay mes de la moda sin Chanel. El Grand Palais sufrió de nuevo una metamorfosis para convertirse en una playa de 80 metros, con el sonido de las olas de fondo y un enorme cielo azul, recreando el concepto de las vacaciones familiares de el Kaiser en Sylt, una isla alemana es el este del mar del Norte.

Y empezaba el espectáculo. El modelo más mítico de la firma francesa, el traje compuesto por una chaqueta de tweed y una falda lápiz hasta las rodillas, ideado por Coco Chanel, abría el desfile. En tan sólo este momento pudimos comprobar que Karl no defraudaría. Nunca lo hace.

Blazers en tweed, seña de identidad de la Maison, con solapas y bolsillos en tonos arena y coral, unos leggins que confirmaban que la moda de las mallas ciclistas puede ser mucho más sofisticada de lo nos imaginábamos al principio, cuando esta tendencia empezó de una manera sútil para convertirse en el nuevo deseo de todas las fashionistas. Amplias túnicas menta y rosa o vestidos con volantes.

Bolsos que se llevan a pares y, aunque Karl Lagerfeld nunca renuncia a la silueta clásica, esta vez también se ha atrevido con la exploración de nuevas siluetas, como la forma cuadrada que daba vida a trajes de dos piezas, vestidos clásico y abrigos, generando un efecto oversize.

Entre todo esto, pusimos la vista en los accesorios y hemos podido comprobar como serán las joyas que, aunque podemos llevar desde ya mismo, lo seguiremos haciendo el próximo verano también.

La logomanía no es algo habitual en Karl, pero esta vez no solo ha cubierto prendas, como la blusa militar de algodón blanco que lució Kaia Gerber, con Cha en un bolsillo y Nel en otro. También los accesorios se hicieron cómplices de esta tendencia dando vida a pendientes, brazaletes y collares.

Volviendo a los pendientes, llamaba la atención el mismo detalle que nos encontramos en la blusa de Kaia. Cha en un oreja y Nel en la otra, en formato XL y cubierto de cristales. Tampoco faltaron los aros, ese gran icono en el mundo de la joyería. Los collares se olvidaban de límites, y las composiciones eran en masa. Collares de cadena con medallones en diferentes longitudes y con el logo de la casa, haciendo un guiño a épocas pasadas; o unas gargantillas de gran tamaño de la que colgaban unas letras hasta formar el nombre de Chanel.

Los brazaletes optaban también por el maximalismo y la logomanía. Pero también pudimos ver algunos de mayor tamaño, formados por cristales de colores y mini cadenitas. Sin olvidarnos de las perlas que, esta vez, van un poco más allá y se convierten también en el asa de tu bolso. O los complementos del pelo, convertidos en una joya.

Repetimos que Karl Lagerfeld nunca defrauda, y sus desfiles son esos que no puedes dejar de mirar una y otra vez. Esta vez, hemos querido volver al verano, no solo para lucir todos estos magníficos estilismos, si no que también para completarlos con joyas que van más allá y conquistan sin excepción.

Para más información consultar artículo original: www.grupoduplex.com/tendencias/pfw-asi-seran-tus-joyas-el-proximo-verano