Madrid Joya vive una nueva etapa bajo los conceptos de moda, diseño y tendencias

Tras el definitivo cambio de sello como Madrid Joya, Salón Internacional de la Joyería y Relojería Urbanas y de Tendencia, la  cita organizada IFEMA en Feria de Madrid ha convocado a todo el sector del 10 al 14 de septiembre, unas completas jornadas de trabajo que han estado arropadas por una extensa y variada oferta de producto y diversos servicios y actos paralelos que enriquecieron indudablemente su contenido.

Una vez más Madrid Joya tuvo los conceptos de moda, diseño y tendencias como claves de competitividad. Para ello más de 200 empresas se vistieron con sus mejores galas proveyendo al salón de un producto de calidad en cada una de sus especialidades. Compañías fieles a esta cita durante años, otras que buscan abrirse en el mercado español con novedad y sorpresa, pequeños talleres, y diseñadores que buscan un hueco en el mercado…

Madrid Joya tiene un espacio para cada oferta y cada demanda, sin excluir las industrias afines que surten el sector con innovación, practicidad y prestigio.

Como novedad este año, el salón se ordenó por áreas diferenciadas para facilitar el trabajo de los profesionales que  lo visitaron. En este sentido, destacó la creación de una plaza central denominada Boulevard, un punto de encuentro rodeado por aquéllas marcas con stands personalizados, que apuestan por una atención diferencial a sus clientes. Tras el éxito en pasadas ediciones, prosiguieron la zona de los denominados Minis, stands de reducidas dimensiones pensados para cubrir las necesidades de pequeños talleres, artesanos y diseñadores, que comienzan a hacerse nombre.

Y se contó una vez más con un Speaker Corner a disposición de iniciativas paralelas, como presentaciones, conferencias, etc. Un lugar donde también se presentaron las excelencias del país invitado, en esta edición Portugal, con un mercado afín al español.

Fuente: Contraste